lunes, 28 de agosto de 2017

LA LITERATURA EN 75 AÑOS DEL COLEGIO MANUEL MARÍA TEJADA ROCA

Melquiades Villarreal Castillo


ARTÍCULO EN DESARROLLO

   Esta semana, (septiembre de 2017) el Colegio Manuel María Tejada Roca cumple 75 años al servicio de la educación en la región santeña.  Enclavado en el distrito de Las Tablas, el Tejada Roca ha formado profesionales destacados en diversas áreas, quienes han llevado su nombre, de manera exitosa, dentro y fuera del país.
    En esta ocasión, me referiré al cultivo de las letras, área en la que el Tejada Roca se ha destacado, pues sus egresados han obtenido cuatro veces el Premio Nacional de Literatura Ricardo Miró.  Son ellos: Herasto Reyes (sección cuento) Mequiades Villarreal Castillo (sección ensayo), Salvador Medina Barahona (sección poesía) y Javier Medina Bernal, oriundo de La Laja de Las Tablas, quien lo ha obtenido en poesía y cuento.
  Existen otros poetas de renombre, tales como Atenógenes Céspedes, autor de poema Soy santeño que ha sobrevivido exitosamente por más de cinco décadas, cuyos versos han sido recitados por los hijos de esta tierra como muestra de orgullo por haber nacido en ella.  Asimismo, tenemos a Gustavo Batista Cedeño, cuyo nombre lleva un concurso nacional de poesía.
    La literatura es una forma de vida, una manera de expresión y, como dijo García Márquez: "el mundo habrá acabado de joderse el día que la literatura viaje en tren de segunda categoría."

Este artículo continuará su desarrollo.

Planta solar térmica Gemasolar como tecnología innovadora y sostenible.



Ayleen Villarreal

Resumen: El objetivo de este artículo consiste en conocer la nueva tecnología termosolar de torre central con receptor de sales fundidas y almacenamiento térmico. La misma se desarrolla actualmente y permite obtener energía de forma ininterrumpida por varias horas, aun cuando la luz solar no incida directamente sobre los heliostatos, ya que se almacena el calor permitiendo de esta manera un suministro continuo de energía durante horas de la noche o en días oscuros, utilizando principios termodinámicos en el sistema y aprovechando la energía solar como fuente principal, la cual es virtualmente renovable para el ser humano. Se plasmará el funcionamiento básico de la planta Gemasolar que utiliza este tipo de tecnología, de manera que podamos familiarizarnos con esta reciente técnica que genera valiosos resultados.

Palabras claves: almacenamiento energético, energía termosolar, heliostato, radiación solar, sal fundida.

Title: Gemasolar solar thermal as an innovative and sustainable technology.
Abstract: The aim of this article is to know about the new  central tower technology with molten salt receiver and thermal storage is currently being developed , and that allows for uninterrupted power for several hours even when sunlight does not shine directly heliostats , because heat is stored thus allowing a continuous power supply even during at night or in dark days, using thermodynamic principles in the system using solar energy as the main source, which is virtually renewable for the human being. Here the basic operation of the Gemasolar plant using this technology, so that we can familiarize ourselves with the recent technical that is generating valuable results will be reflected. Cada uno de los heliostatos consta de una superficie de espejos de 120 m2 que es orientada de forma continua a lo largo del día en función de la posición del sol y las condiciones meteorológicas que se presentan. Poseen además un sistema de actuación de dos ejes de alta precisión que controlan los movimientos apropiados para que los rayos incidan sobre los espejos en todo momento del día y de esta manera llevar a cabo la técnica de concentración solar. Los mismos están distribuidos concéntricamente en forma de anillos alrededor de la torre central y el más alejado se encuentra ubicado a una distancia de aproximadamente 1 km en una orografía plana tal como puede apreciarse en la Figura 1. Figura 2. Tanques de almacenamiento de sales fundidas.

 Key words: energy storage, solar thermal energy, heliostat, solar radiation, molten salt.

Introducción
El hombre ha sabido aprovechar las fuentes de energías renovables desde hace mucho tiempo, hecho que experimentó una extensa duración, pero tuvo una significativa pausa con la llegada de la llamada “Revolución Industrial”, época en la que se da la aparición del carbón, cuya densidad energética es superior a la de las energías renovables y su menor precio desplazó a las tecnologías anteriores. Luego, el carbón fue desplazado por el petróleo en varias aplicaciones, debido a que era más limpio y con mayor poder calorífico [1].
A través del proceso químico que se lleva a cabo en las plantas a través la fotosíntesis, se da la transformación de la luz solar hasta convertirse en materia orgánica sumamente rica en energía, dando lugar a la creación de la energía fósil, en la cual se fija parte del carbono existente en nuestra atmósfera. A pesar de que se requieren miles de años para que se forme el recurso energético, la demanda indica que la energía obtenida durará muy poco, ya que el consumo de la sociedad moderna cada día se incrementa más para lograr satisfacer las necesidades actuales.
Por otro lado, se da la aparición del gas natural como fuente energética, también conocido como “la energía del siglo XXI”. La utilización del gas natural, así como los combustibles de bajo carbono tienen gran auge, reemplazando al petróleo y el carbón. Presenta significativas ventajas con respecto a otros tipos de combustible, entre las cuales destacan su precio accesible, la cualidad de que es limpio y seguro, existe una alta continuidad en el suministro y el mantenimiento de los equipos puede llevarse a cabo con facilidad. No obstante, el agotamiento de los combustibles fósiles provoca un aumento en los costos de este tipo de energía, además es imposible ignorar el impacto medioambiental causado por la extracción del recurso [2].
Es por ello que el surgimiento de la energía solar y otras energías limpias se están abriendo camino y retoman su lugar en la actualidad, ya que ahora no es únicamente una opción energética, sino que se convierten prácticamente en una alternativa prometedora que hará frente a la escasez de otros combustibles, además de reducir las emisiones de carbono y gases invernaderos que son despedidos diariamente al ambiente, mejorando así nuestro entorno de vida [3].
En cuanto a las tendencias y novedades que trae consigo el enfoque futuro por solucionar la crisis energética que azota nuestro planeta, la planta Gemasolar supera el reto de utilizar las más recientes tecnologías que permiten desarrollar un modelo energético sostenible y que también garantizan la seguridad del servicio eléctrico que abastece tanto a hogares como a industrias, empleando la tecnología por concentración que es sumamente amigable con el ambiente.
La primera sección de este artículo describe en general la planta Gemasolar, seguida inmediatamente por la descripción de los componentes que conforman el sistema y el funcionamiento de la planta. Una vez planteados estos puntos, se procede a  analizar las ventajas y desventajas de la energía termosolar, así como el impacto ambiental que esta tecnología involucra.

Descripción general de la planta Gemasolar.
La tecnología solar térmica es aquella que aprovecha la energía que irradia el sol y es captada por un concentrador solar, de manera que pueda calentarse un fluido para que pueda utilizarse y abastecer procesos domésticos, comerciales e industriales a partir de la energía generada. En el año 2006, la empresa multinacional española SENER Grupo de Ingeniería S.A., inició el proyecto Gemasolar. Más tarde se fusionó junto a la compañía de energías alternativas MASDAR de Abu Dhabi, dando origen a Torresol Energy, que finalmente promovió la construcción de la planta y quedó lista para el mes de abril del año 2011 [4].
La planta Gemasolar tiene una torre central cuya altura es de 140 metros y posee además como elemento singular un receptor cilíndrico de alta eficiencia, que se ubica en el punto más alto de la torre. Los espejos planos alrededor de la torre son los llamados heliostatos que conforman el campo solar sobre el cual incide la radiación. En el caso de Gemasolar, existen 2650 heliostatos que fueron instalados en un periodo maratónico de siete meses.

La potencia nominal de la planta es de 19,9 MW con una generación anual de 110 GWh, siendo capaz de abastecer alrededor de 27 500 hogares. Al ser la primera planta termosolar que utiliza la tecnología de receptor de torre central con receptor y almacenamiento de sales fundidas, tiene la peculiaridad de ser la única planta capaz de suministrar exitosamente electricidad por periodos gestionables ininterrumpidos de 24 horas a plena potencia durante la mayoría de los meses del año, lo que la convierte perfectamente en un modelo a seguir para el diseño, desarrollo y construcción de nuevas plantas.

      Componentes.
Para conocer el funcionamiento de una planta termosolar, consideramos indiscutiblemente necesario el hecho de conocer cada uno de los componentes del sistema para la transformación de la energía, motivo por el cual se describen brevemente a continuación:
Los heliostatos son los encargados de recibir la radiación solar y consisten en la colocación de varios espejos cuya orientación automática detecta el ángulo correcto para una eficiente captación solar, haciendo que los rayos solares converjan en la caldera. Aunque existe un sistema de control, existe pérdida de captación de los rayos solares principalmente por dos factores: el primero consiste en que los heliostatos no reflejan en su totalidad la radiación y el segundo factor corresponde a la distribución de los mismos en el terreno, lo que atribuye las pérdidas a la posición geométrica dentro del campo solar.
Otro componente importante es la caldera, que es donde convergen los rayos solares y en la cual se alcanzan elevadas temperaturas. El aislamiento juega un papel importante para potenciar el uso de la energía, ya que el fluido debe mantenerse caliente durante todo el proceso.
El vapor que se genera en la caldera dará origen al movimiento que produce el giro en los álabes de la turbina, que a su vez está unida al generador para recibir el movimiento y transformar la energía mecánica en energía eléctrica por inducción.
La energía calorífica que no es utilizada inmediatamente se almacena en el acumulador con el fin de abastecer el sistema en ausencia de la radiación solar. Esta energía es incluida en su momento en la red eléctrica a través de un transformador.
También está el condensador, encargado de convertir el vapor proveniente de la turbina en agua líquida, luego de realizar el trabajo termodinámico, lo cual se logra a través del circuito de enfriamiento que contiene en el interior. Como se trata de un ciclo cerrado, la bomba impulsa nuevamente el agua hasta la caldera para continuar el ciclo.
Los tanques de almacenamiento tienen una elevada importancia, ya que son los protagonistas de que la planta termosolar continúe abasteciendo aún en ausencia de radiación solar, lo que se explica detalladamente en el funcionamiento de la planta.
Existe también un moderno sistema de control en el campo solar, encargado de regular y mejorar el funcionamiento del sistema a través de controladores interconectados entre sí por medio de fibra óptica. Este sistema es automático y está constantemente analizando las condiciones físicas y ambientales en el campo de heliostatos, lo que permite que se hagan las adecuaciones necesarias para el mejor aprovechamiento del recurso energético, corrigiendo por ejemplo la posición de los heliostatos según la hora del día para o la época del año para una mayor recepción de luz solar.
Funcionamiento.
Luego de viajar 8 minutos, los rayos del  sol inciden sobre los receptores. Los helióstatos son capaces de reflectar un alto porcentaje  de la radiación  y transmitir esa energía al compuesto de sales fundidas que circulan en el interior de la caldera. El aprovechamiento de la luz solar ofrece una producción energética libre, silenciosa y no contaminante. Su uso puede ser de forma indirecta, relacionado con la energía eólica, hidroeléctrica, fotosíntesis, entre otras. En nuestro caso, nos interesa conocer sobre el aprovechamiento de energía solar directa que concentra la radiación solar incidente en los espejos en un punto por el que existe la circulación de las sales fundidas y así generar el vapor de agua a alta presión, generando así la fuerza mecánica que hará mover la turbina [5].
Para el funcionamiento de la planta termosolar, se requiere el almacenamiento de sales, las cuales se encuentran confinadas en tanques construidos en acero inoxidable para evitar la corrosión a consecuencia de las altas temperaturas a las que se expone. Éstos son cuidadosamente sellados de forma hermética para crear así un aislamiento térmico. Las sales se manejan a través de tuberías soldadas con el fin de impedir posibles derrames, tal y como podemos apreciar en la Figura 2.

Las dimensiones de los dos tanques térmicos de la planta Gemasolar permiten el almacenamiento térmico de 800 MWh de capacidad de energía. La separación de los depósitos frío y caliente de la planta Gemasolar permiten una adaptación de los materiales para las respectivas condiciones. En el caso de alta temperatura se fabrica de acero inoxidable ASTM A 240 grado 347, mientras el depósito de baja temperatura es construido de acero al carbono ASTM A 516 grado 70. La temperatura de operación de la planta Gemasolar es de 565 °C para el tanque caliente y 288 °C para el tanque frío [6].
El sistema de sales fundidas genera el vapor y sirve también para almacenar el excedente de calor proveniente de aquellos momentos de sobre-energía en los que la radiación calórica recibida es más que suficiente para cubrir la demanda de la turbina del sistema, por lo que parte de esas sales se almacenan en un tanque caliente capaz de conservar el calor para utilizarlo en momentos de baja radiación solar con una duración de hasta 15 horas sin necesidad de radiación directa o en ausencia de luz solar, aplicando principios termodinámicos y de transferencia de calor para el manejo de la energía almacenada
En el caso de que sea inevitable evitar un derrame, la mezcla de sales liberadas consta de sustancias químicas como el nitrato potásico y el nitrato sódico, cuyo impacto al ambiente sería prácticamente inofensivo, puesto que su composición es bastante similar a la que se utiliza para productos que se utilizan tradicionalmente en la agricultura para aportar elementos nutrientes al suelo y de esta manera funcionar como un abono a las plantas para favorecer el rápido crecimiento.
En vista de que es absolutamente necesaria la refrigeración del condensador del sistema y tratando de conservar el carácter ecológico, se aprovecha el agua lluvia como líquido refrigerante, que es un recurso ofrecido por la naturaleza y que usualmente se desperdicia. Esta agua es recogida en embalses y se transporta a través de canaletas y tuberías, evitando de esta manera utilizar lagos, pozos y captaciones de agua para abastecimiento público, además de no alterar el curso natural de los ríos y afluentes cercanos a la planta.

Ventajas de la energía termosolar.
Entre las principales ventajas de esta tecnología está el hecho de que es respetuosa con el medio ambiente, no existe una gran emisión de gases contaminantes ni generación de residuos peligrosos. La energía solar es un recurso renovable, lo que permite producir energía a gran escala a través de este tipo de centrales, convirtiéndola en una fuente de energía gratuita [7].
Las sales almacenadas son prácticamente inofensivas al entorno, la instalación de la planta se puede llevar a cabo en áreas rurales y aisladas, lo que la convierte en una energía sostenible, lo que provoca una significativa disminución de la dependencia de suministros externos.
Esta tecnología presenta gran eficiencia y tiene un bajo costo de producción para unidades grandes de potencia, por el orden de los 100 a 200 MW, además que es de fácil instalación.
A pesar de que los espejos de los heliostatos en la planta Gemasolar están colocados en una orografía plana, para el desarrollo de otras plantas puede considerarse también un terreno a desnivel, ya que los ejes permiten una eficiente orientación para la captación de la radiación solar.

Desventajas de la planta.
Entre las desventajas de este sistema, podemos mencionar una mayor complejidad mecánica, por ejemplo, los heliostatos solo tienen seguimiento en uno de los ejes, presentando deficiencia en la ubicación para el mejor aprovechamiento de los rayos solares. Es la electricidad más baja de todas las tecnologías solares por concentración. El costo de inversión inicial es elevado y ocupan grandes áreas de terreno, por lo general desérticas, pero de cierta manera afecta la flora y fauna del lugar.
Otra desventaja es que depende a gran escala de las condiciones meteorológicas, las cuales se ven afectadas o no según la época del año o la posición en la que esté instalada la planta, además de que existe un gran peligro por las altas temperaturas que logran alcanzarse.

Impacto ambiental.
      El uso de la energía solar para cumplir con diversas funciones no es un tema reciente, sin embargo, como se menciona en este artículo, el petróleo ocupó su lugar con la llegada de la Revolución Industrial.
      Debido a los altos costos por el agotamiento del combustible y los graves daños ocasionados al ambiente, la producción energética se está enfocando una vez más en el aprovechamiento de la energía solar desarrollando innovadoras tecnologías para generar electricidad.
      En el caso particular de la planta Gemasolar, la energía producida es limpia, hecho que va estrechamente ligado a una significativa reducción de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, lo que la convierte en una tecnología respetuosa con el medio ambiente y a pesar de que también genera efectos negativos contra el entorno en que vivimos, definitivamente son menos dañinos que las tecnologías convencionales.
     
      El impacto medioambiental de las tecnologías convencionales es significativamente más dañino que la repercusión de las tecnologías basadas en energías renovables, lo que convierte a la energía termosolar en una tecnología amigable cuyos efectos no ocasionan grandes cambios en el equilibrio de nuestro planeta.
     
Referencias

[1]
J. M. Méndez y R. Cuervo, Energía Solar Térmica, 1ra. Ed, Ed. Fundación Confemetal, España.

[2]
“International Energy Agency data sheet”, Concentrating Solar Power, World Energy Outlook 2014 Factsheet.

[3]
C.S. Jwo, Ed., Solar Energy and Clean Energy: Trends and Developments, ser. International Journal of Photoenergy, Hindawi, 2015, vol. 2015.

[4]
(2010) Torresol Energy [Online]. Disponible en: http://www.torresolenergy.com/torresol/gemasolar.html?swlang=es

[5]
F. A. Farret and M. Godoy, Integration of Alternative Sources of Energy, John Wilet & Sons, Inc. Hoboken, New Jersey, 2006.

[6]
D. Stefan. (2012) Madrid Solar. Guía Técnica de la Energía Solar Termoeléctrica. [Online]. Disponible en: http://www.fenercom.com/pdf/publicaciones/Guia-tecnica-de-la-energia-solar-termoelectrica-fenercom-2012.pdf

[7]
N. Luna (2013). TSS. Universidad de San Martín. [Online]. Disponible en: http://www.unsam.edu.ar/tss/ventajas-de-la-energia-solar-termica/

LA POÉTICA DE SALVADOR MEDINA BARAHONA

Salvador Medina Barahona –Los Santos, 1974–, es uno de los poetas más significativos del Parnaso panameño actual, en el que ha cosechado las mieles de los más acreditados certámenes poéticos, tales como el premio Ricardo Miró (máximo lauro de la literatura panameña) y el premio Rogelio Sinán que se convoca a nivel centroamericano. 
Se hará un recorrido por la poesía de este vate, quien me ha prodigado una excelente amistad que ha permanecido a lo largo del tiempo.  Este trabajo monográfico lo he denominado recorrido para crear la sensación de un viaje, en el cual los diversos poemarios reflejan las diferentes estaciones del itinerario.  Comenzaré con Mundos de sombra, su primera obra.
            De Mundos de sombra decía yo hace varios años que: “… está influida por su experiencia vital (la de Salvador Medina), claro está relacionada con su rutina de ejecutivo hotelero (labor que realizaba el poeta en la época),  la cual, por su pragmatismo, le ocasiona una desconfianza única en el género humano (cito el poemario):  en este diario oficio de vender cuartos/ (porque soy hotelero, aunque no importe)/ uno se pregunta tantas cosas/ (violando acaso la intimidad de algunos con el pensamiento)… Considero que la concepción que el hablante tiene en torno a la deshumanización del hombre, sobre todo, del hombre genérico que a diario experimenta la vida de hotel, carece de sentido por la rutina permanente generada por la falta de emociones reales, de sentimientos auténticos y de experiencias domésticas.”
La poesía de Salvador Medina desnuda nuevas posibilidades poéticas al desarrollar un embrollo existencial. Presenta diversas denuncias contra la pobreza de la vida y la ruindad ontológica del hombre, tal como se aprecia en el poema Ocho centavos: “Ocho centavos./ Eso valdrá el mundo…/ esa es la medida exacta/  de la tierra/ humanidad pigmea/ que esboza empujones/ y mientes caridad en cada idea.”  La única idea que se me antoja es que ocho es un dígito, los centavos son la mejor unidad monetaria, por lo que el mundo multimillonario en el que vivimos, para el hablante tiene un valor muy pobre, para no decir que nulo.  El valor del mundo es escaso. ¿Por qué? Para esta pregunta si contamos con un cúmulo de innumerables razones: por la pobreza, por la mala distribución de la riqueza, por la deshumanización, por las guerras, por la mortandad de niños inocentes y por la idiotización del ser humano, por la falta de conciencia, que pareciera haber dado al traste con la concepción del futuro, pues da la impresión de que al hombre solo le interesa el presente, entre otras. Luego, el hablante se refiere a una humanidad pigmea, empequeñecida por el egoísmo, por la maldad, que le impide pensar en sus semejantes y en los que están por venir.  Este empequeñecimiento del género al que con orgullo pertenecemos, recordemos que homo sapiens somos los únicos que podemos enorgullecernos de nuestra condición, nos habla de las múltiples debilidades que el ser humano como colectivo y como individuo confronta, pues siempre está pronto a satisfacer sus apetitos, sin importarle las urgencias ajenas.
Sin embargo, sumado a este egoísmo insondable, el hablante se refiere también al temperamento engañoso del hombre que trata de disfrazar sus acciones con las máscaras embaucadoras de la falsa caridad.
Su siguiente obra, Viaje a la península soñada, es un agradable remanso de identificación con Azuero.  Es un poema de tono autobiográfico en el cual el poeta permite ver la luz a la conmoción que le produce el hecho de haber abandonado su provincia para instalarse en la capital del país, donde nunca ha podido identificarse a plenitud, para retornar a su provincia que, como diría Neruda: “Nosotros los de entonces, ya no somos los mismos”. Es un poemario, en el que el hablante confronta la nostalgia generada, por no pertenecer ni a su tierra ni a la capital, aunque en sus recuerdos viven a plenitud los detalles esenciales, que escapan de su entorno para materializarse poéticamente a través de las palabras.
Cartas en tiempos de guerra es un texto novedoso, poco acostumbrado en la poesía panameña, pues hay una conjugación de elementos que conllevan a que su polifonía significativa no pueda ser esclarecida en un sola sentada, pues se requiere ser dueño de algunos elementos para lograr la interpretación conveniente.
Los versos tienen una estrecha relación con los hechos del 11 de septiembre de 2001, fecha en que fueron derribadas las torres gemelas del WTC de Nueva York, fecha que marca un antes y después en la interpretación de los conceptos guerra y paz, seguridad y terrorismo. No obstante, el héroe poético, nos esboza ese origen común de todos los seres humanos que nos hace cómplices de la barbarie que nuestros semejantes perpetran en diferentes partes de la tierra: 
“Vengo de la misma fauna de mortales.
de la misma tribu, y
lo que hoy te avanza,
lo que hoy se sumerge en ti como en un túnel,
es como el fuego que fue principio y
puede ser el final.”
Las condiciones, aunque percibidas desde una óptica nefasta, evidencian una luz en el túnel, pues al final nos ofrece un decálogo para ensayar la paz, cimentado en la fortaleza con que se practica la guerra y que cobra plena vigencia en los momentos en que vivimos:
“Uno:  Ten presente esto:
los ojos y los dientes del mundo
se perdieron.
Las bocas y los ojos se cerraron
en la muerte.
por lo tanto, saca el “ojo por ojo,
diente por diente” de tu historia.”
Es decir, en el momento en que la venganza desaparezca de la mente del hombre, la humanidad habrá comenzado a enrumbar sus pasos por los caminos de la paz.
 La hora de tu olvido, hermosa elegía a la muerte de su padre, es una obra divinamente triste que manifiesta la fragilidad y finitud del ser humano que fenece para llenar de sufrimiento a los que ama, es un canto a la impotencia del hijo frente a la muerte de su padre: “¡Escupo esta impotencia,/  estas ganas/ de adherirme/ a tu oscuridad!”  El acto de escupir la impotencia es una clara rebeldía al cinéreo destino del hombre que, tarde que temprano, siempre es absorbido por el abismo de la muerte. Es increíble la forma como cuatro versos son capaces de poseer tan abisal carga semántica, elaborada con tanta pulcritud estética, capaz, de manera irónica de rebelarse contra el destino al tiempo que el héroe lírico se ofrece –cual mártir– a someterse a él, cuando expresa sus ganas de adherirse a la oscuridad en la que se encuentra su progenitor. 
            Luego, nos encontramos con el poema siguiente: “Tal vez/ era tu forma/ de enseñarme/ que viajar/ era vivir/ y vivir,/ la forma/ de perder/ las cosas/ en el rumbo.”  La imagen no puede elaborarse de una manera más cristalina: la vida es un viaje que se termina en cualquier momento, sin importar los sufrimientos que deben experimentar quienes lo continúan. Los versos finales, se me antojan tan decidores, que me parece que no requieren comentarios:
“Aquí donde la tarde fue pasto comido por los cerdos,
he dejado
—desnudo—
mi piel
colgada
 en
tu
esqueleto.”
            El poemario Pasaba yo por los días que le permitió el premio Ricardo Miró –sección poesía–  a Salvador Medina Barahona es un llamado de atención a una sociedad indiferente a su propia destrucción; fue una premonición de la experiencia que vivimos en el año 2015, cuando la corriente del Niño hizo estragos en el país.  La imagen que se exhibe en los siguientes versos refleja la naturaleza de los días sin agua:
“Garzas, colibríes, hálitos, serpientes,
un arca se amotina junto a la frialdad de las piedras.
 Para todos, apenas una gota de rocío.”
Es interesante el hecho de que Medina Brahona hace un llamado a quienes destruyen las fuentes de agua: “Enemigo del agua y de sus cauces,/ ánima aciaga,/ sabrás medir el peso/ de esta imprecación: / Lo que nos quitas te lo quitas. Serás/ fuego maldito y arderás en la sed.”  El poemario es un testimonio vital de quien vive y ve vivir a los demás: “Pasaba yo por los días/ y decidió mi sueño./ A esta hora debo estar en las distancias./ Nazco, solo, como el primer hombre,/ arrullado por las fieras.”
Por último, en esta oportunidad me referiré al poemario 50 instantáneas y un crimen, un libro que dentro de la literatura panameña evidencia diversas interpretaciones, pues el conjunto crea imágenes novedosas, breves; pero decidoras que esbozan verdades vastas y, por qué no, exigentes de sensibilidad poética y capacidad interpretativa.  Veamos:
Miguel Ángel a su David en el mármol bruto
“—Cincel de exploraciones,
mi mirada te busca.
¿Será posible encontrarte?”
A mi juicio, esta instantánea según Salvador, esta imagen es una clave que nos permite ingresar a su intención poética; pues aunque el David es una estatua completa con sus características muy sui generis (cabeza grande, acromegalia y un pene diminuto que permite al observador entenderlo a plenitud desde posiciones específicas, nos sirve para entender gran parte de la escultura de Miguel Ángel, estatuas inconclusas que pugnan por escapar de los bloques de mármol del mismo modo que los poemas luchan por ir más allá de las palabras y sus significados en los versos de Salvador Medina.
Este libro es impersonalmente personal, pues como el mismo autor nos señala:  “Traté de sostener en lo posible su halo de despersonalización, al punto de que la otredad habita muchas de estas páginas. Aquí va poesía que es ficción, de personajes, de distanciamientos del yo más íntimo, porque, nadie lo olvide, la poesía es también ficción; aunque entre otredad y ficción no deje de aflorar el ser concreto o abstracto que uno es. Así, pues, los envié a concursos para que perdieran (consejo que siempre doy a mis estudiantes de poesía). Eso me dio distancia. Y cada vez que volvía a ellos sentía que tenían algo que decir. Hice muchos amagos de buscarles editor. Pero no fue sino hasta ahora, diez años después, que decidí publicarlos. Mi padre murió en 2005. Este libro me ayudó a salir de mi tristeza. Mi hijo nació a principios de 2016. Este libro me ayudará a celebrarlo. Por eso vale la pena escribir.”
            En conclusión, después de este breve recorrido por la poesía de Salvador Medina Barahona, me permito afirmar que:
-       Para el autor, la poesía es una forma de vida más que una manifestación artística.
-       El autor, al igual que Miguel Ángel, busca permanentemente nuevas manifestaciones poéticas a través de ejercicios escriturales que exigen al vate cada vez más, en un trabajo sin fin que, sin embargo, da sentido a la vida.

Este recorrido por la poesía de Salvador Medina Barahona es solo una invitación, para que realicemos un periplo por la poesía de este gran poeta y de otros poetas nacionales, pues la literatura panameña existente es de gran valía y somos los lectores los encargados de descubrirla.

lunes, 3 de julio de 2017

UN POCO DE JUSTICIA

Él fue a acusar al alcalde ante la jueza.  Ella salió en defensa del alcalde.  Justificaba todas sus acciones.  Él tardó veinte años en entender que purgó una pena de dos décadas, por intentar acusar al alcalde, el marido de la jueza.

domingo, 21 de diciembre de 2014

DISCURSO DE DESPEDIDA A LA PROMOCIÓN 2014 DEL COLEGIO MANUEL MARÍA TEJADA ROCA POR LA ESTUDIANTE LAURA GONZÁLEZ.

                                                                                       Laura González                                
                                                                                                "El éxito en toda actividad humana es
                                                                                               fruto paciente de la disciplina."

Laura Patiño

Buenos días, Señor Director del Colegio Manuel María Tejada Roca, Magister Lelvis Sánchez, señores subdirectores, Magister Héctor Díaz, Euribiades Marín y Magistra Noris Barrios.
Muy buenos días señores profesores y profesoras de nuestra alma máter.
Muy buenos días y excelente futuro, amigos y amigas, compañeros graduandos.

Muy buenos días a todos y a todas.
Laura González
       Para mí, es motivo de indecible honor ser la voz estudiantil que los despedirá como estudiantes de este, nuestro colegio. 
     Son muchas las emociones, muchos los sentimientos, muchas las alegrías compartidas que en este momento pasan por mi mente y por mi corazón.
Compañeros graduandos, el día de su graduación marca el fin de uno de los múltiples caminos que explorarán en sus vidas, pero este sendero, en particular, ha sido, es y será muy especial.
¿Qué otra razón existe para que esta experiencia sea especial? Sin duda alguna, la dicha de experimentar una juventud llena de conocimiento nuevo cada día. Porque los conocimientos no solo los adquirieron aquí en el colegio… ustedes también han alcanzado conocimientos personales fruto de sus propias vivencias, porque de eso se trata este momento en el aprendizaje continuo como medio de vida: conocerse y descubrirse.
Durante todos estos años han acumulado experiencias, momentos, recuerdos, en cada lugar de nuestro colegio. Y eso es algo que me fascina de la vida.
      Cada pequeño momento que experimentes te cambia.
     Es increíble como una sola persona deja una huella en ti que quizás te acompañe unos días y luego se borre, o que viva en ti por siempre.
Justamente, esa es la razón por la que les exhorto atesorar a quienes consideren merecedores de vivir en sus mentes como un buen recuerdo, pues son esos los que nos empujan a seguir cuando encontramos obstáculos.
     Entre esas personas, están el amigo que siempre te acompañaba en las travesuras, que te ayudaba cuando no hacías la tarea, está el profesor entregado a tu educación, preocupado por tu futuro, que ve una chispa en ti y quiere que brilles como nunca, tu familia, sea mamá, papá, abuelos o tíos, que te apoyan y te dan fuerzas para seguir adelante, ayudando a que te levantes cada vez que ya no puedes más; en fin, tanta gente, tantos mundos diferentes en sus cabezas, es increíble.
Compañeros y compañeras, es la hora de salir al “mundo real” y demostrar que eres lo mejor que puedes ser, y que serás un ciudadano preocupado por un buen futuro para tu nación.
      Es el momento de empezar una nueva etapa, de mirar e ir hacia adelante, recordando lo mejor de ti en el pasado y evitando que el raro mundo en que estamos te lo arrebate.
Les deseo lo mejor. Felicidad, prosperidad, salud y fe. Feliz Navidad y venturoso 2015.
Me despido de ustedes con las sabias palabras del pensador latino, Petronio para desearles que “no hayan nubes en el cielo de sus vidas y que si las hay que tengan el color y el aroma de las rosas.”

DISCURSO DE GRADUACIÓN DE YESICA YAU LUO. COLEGIO MANUEL MARÍA TEJADA ROCA 2014

"El éxito y el fracaso son  solo eventualidades, pero el éxito es hijo de la preparación, del esfuerzo, de la paciencia y de la disciplina."
Laura Patiño

YESICA YAU LUO
Buenas noches representante del Ministerio de Educación, Mgtra. Mariela González de Castro, distinguido director del plantel, magister Lelvis Sanchez; respetados subdirectores; magister Héctor Díaz, magister Euribiades Marin y magistra Noris Barrios; miembros del personal docente y administrativo; Adorados padres de familia; estimados compañeros; público en general.
Es un honor inigualable para mí, poder dirigirme a ustedes en un momento tan especial como este.

En primer lugar deseo agradecerle a Dios por permitirnos estar aquí, a nuestros padres por todo ese aliento y apoyo brindado, a nuestros profesores por compartir parte de sus valiosos conocimientos con nosotros, sobre todo por su abnegación; a ustedes nuestra gratitud eterna por las innumerables enseñanzas ofrecidas, ricas en erudición que en conjunto contribuyeron a brindarnos una excelente formación, preparándonos sabiamente para la vida.
Gracias a todos ustedes, hoy cumplimos una de nuestras tantas metas.

Terminar la educación media es la culminación de una etapa importante en nuestras vidas, es el punto de partida de un camino lleno de éxitos.

Han sido tantos años de estudio y dedicación, de paciencia y perseverancia; no fue fácil, pero ¿quién dijo que lo sería?

Lo que de verdad vale  conlleva mucho esfuerzo y sacrificio; hubo muchos obstáculos y tropiezos en el camino pero supimos levantarnos y decir: "yo puedo". 

He aquí la diferencia de una persona exitosa y emprendedora que no se rinde hasta obtener lo que se propone.

Como decía el poeta Gustavo Batista, poeta egresado de nuestro plantel: “El remedio está en hacer, hacer y poco decir, porque las palabras son buenas, pero los hechos y obras palpables son mucho mejores.”

Compañeros y compañeras, terminamos un ciclo, cerramos un capitulo, y el tiempo pasa pero los recuerdos permanecen. Todos esos momentos que compartimos juntos jamás se olvidarán, quedarán guardados en el baúl de los recuerdos.

Gracias por brindarme su amistad, pues más que amigos, ustedes son mis hermanos, y juntos formamos la familia Unum est virtus del prestigioso Colegio Manuel María Tejada Roca.

El Tejada Roca nos dio las alas, pero es a cada uno de nosotros a quien le toca realizar su propio vuelo. Tracemos nuevas metas, sigamos adelante con el mismo ímpetu a sabiendas de que se presentarán nuevos retos; la aventura continúa…  en la escalera todavía hay peldaños por subir. Cada final es un nuevo comienzo, una nueva oportunidad para hacer lo que siempre hemos querido hacer.

El éxito no es para siempre y el fracaso no es el final, lo que cuenta es seguir adelante.

Al personal administrativo, nuestro eterno agradecimiento, pues con su labor silenciosa pero efectiva hacen posible la formación que se brinda en nuestro plantel.

Compañeros estudiantes, autoridades educativas, padres de familia, público en general, compañeros y compañeras graduandos, ¡Felicidades a todos, Que el Señor derrame sus bendiciones sobre cada uno de nosotros, igualmente nuestra patrona Santa Librada. Les deseo mucho éxito, unas felices vacaciones, Feliz Navidad y un próspero 2015! Éxitos en sus vidas.

Muchas gracias.

DISCURSO DE GRADUACIÓN DE YESICA YAU LUO: COLEGIO MANUEL MARÍA TEJADA ROCA, 2014

"El éxito y el fracaso son  solo eventualidades, pero el éxito es hijo de la preparación, del esfuerzo, de la paciencia y de la disciplina."

Laura Patiño

Buenas noches representante del Ministerio de Educación, Mgtra. Mariela González de Castro, distinguido director del plantel, magister Lelvis Sanchez; respetados subdirectores; magister Héctor Díaz, magister Euribiades Marin y magistra Noris Barrios; miembros del personal docente y administrativo; Adorados padres de familia; estimados compañeros; público en general.

Es un honor inigualable para mí, poder dirigirme a ustedes en un momento tan especial como este.

Yesica Yau Luo
En primer lugar deseo agradecerle a Dios por permitirnos estar aquí, a nuestros padres por todo ese aliento y apoyo brindado, a nuestros profesores por compartir parte de sus valiosos conocimientos con nosotros, sobre todo por su abnegación; a ustedes nuestra gratitud eterna por las innumerables enseñanzas ofrecidas, ricas en erudición que en conjunto contribuyeron a brindarnos una excelente formación, preparándonos sabiamente para la vida.

Gracias a todos ustedes, hoy cumplimos una de nuestras tantas metas.

Terminar la educación media es la culminación de una etapa importante en nuestras vidas, es el punto de partida de un camino lleno de éxitos.

Han sido tantos años de estudio y dedicación, de paciencia y perseverancia; no fue fácil, pero ¿quién dijo que lo sería?

Lo que de verdad vale  conlleva mucho esfuerzo y sacrificio; hubo muchos obstáculos y tropiezos en el camino pero supimos levantarnos y decir: "yo puedo". 

He aquí la diferencia de una persona exitosa y emprendedora que no se rinde hasta obtener lo que se propone.

Como decía el poeta Gustavo Batista, poeta egresado de nuestro plantel: “El remedio está en hacer, hacer y poco decir, porque las palabras son buenas, pero los hechos y obras palpables son mucho mejores.”

Compañeros y compañeras, terminamos un ciclo, cerramos un capitulo, y el tiempo pasa pero los recuerdos permanecen. Todos esos momentos que compartimos juntos jamás se olvidarán, quedarán guardados en el baúl de los recuerdos.

Gracias por brindarme su amistad, pues más que amigos, ustedes son mis hermanos, y juntos formamos la familia Unum est virtus del prestigioso Colegio Manuel María Tejada Roca.

El Tejada Roca nos dio las alas, pero es a cada uno de nosotros a quien le toca realizar su propio vuelo. Tracemos nuevas metas, sigamos adelante con el mismo ímpetu a sabiendas de que se presentarán nuevos retos; la aventura continúa…  en la escalera todavía hay peldaños por subir. Cada final es un nuevo comienzo, una nueva oportunidad para hacer lo que siempre hemos querido hacer.

El éxito no es para siempre y el fracaso no es el final, lo que cuenta es seguir adelante.

Al personal administrativo, nuestro eterno agradecimiento, pues con su labor silenciosa pero efectiva hacen posible la formación que se brinda en nuestro plantel.

Compañeros estudiantes, autoridades educativas, padres de familia, público en general, compañeros y compañeras graduandos, ¡Felicidades a todos, Que el Señor derrame sus bendiciones sobre cada uno de nosotros, igualmente nuestra patrona Santa Librada. Les deseo mucho éxito, unas felices vacaciones, Feliz Navidad y un próspero 2015! Éxitos en sus vidas.

Muchas gracias.